Cine

El Futuro Pretencioso

by Aincho 01/03/2016
  

Como era de esperarse Michael Fassbender y la formidable “Steve Jobs” fueron ignoradas por la Academia pero hoy en Revolutio te vamos a contar por qué tenes que ver la mejor película del director británico Danny Boyle


Este año los premios de la Academia consagraron a dos historias basadas en hechos reales:“ El Renacido” y “Spotlight”  se llevaron los premios más codiciados.  Adaptar la realidad a la pantalla grande siempre ha cautivado a la Academia y a la audiencia; observar los actos de personas que fueron o son de carne y huevo y ver como son capaces de llevar proezas imposibles o luchar contra una de las instituciones más poderosas de la historia occidental para que la verdad salga a la luz sirve para inspirar al publico y devolverle la fe en una humanidad tan vapuleada y denigrada por la historia misma.  

Sin embargo la Academia decidió ignorar a la increíble “Steve Jobs” retrato de uno de los fundadores de Apple quien se convirtió en uno los iconos más fuerte del mundo post digital que vivimos. En los papeles parecía que dicha película tenia todo los elementos indicados para ser la gran ganadora de la noche: una fuerte polémica antes de que comenzar su realización, producto del escaldo del Sonyleaks, al director Danny Boyle, el guionista Aaron Sorkin, y la actriz de reparto, Kate Winslet, ya premiados por la academia. Además contaba con un cast liderado por una figura en pleno ascenso como es Michael Fassbender. Pero a pesar de la buena recepción por la critica “Steve Jobs” cosechó pésimos resultados en la taquilla y eso la  condenó  ante la Academia y la posibilidad de ganar varias estatuillas que salven del olvido a una de las películas más brillantes del año.

Un guión perfecto

Aaron Sorokin es uno de los grandes guionistas de la actualidad. A few Good Men, The Social Network, Moneyball son guiones con una gran coherencia interna, estructuras funcionales a la trama y una construcción de la tensión que sabe mantener la atención constante del espectador.  Pero con “Steve Jobs” realizó su mejor trabajo hasta la fecha. 

El guión consta de tres momentos: el lanzamiento de la Macintosh,el lanzamiento de NEXT y el lanzamiento de la IMac. Pero un gran acierto del guión es que toda la acción sucede en los momentos previos, jamás llegamos el futuro que se esta construyendo. Vemos su desenlace pero jamás vemos al Steve Jobs icónico.  

La genialidad de la película radica en que no le interesa contarnos la historiar del fundador de Apple, Steve Jobs no es Steve Jobs y es por eso que eligieron a un actor como Michael Fassbender, quien no tiene ninguna semejanza física con Jobs, para interpretarlo. La película utiliza a Jobs como una analogía,  Jobs es el futuro, es esa fuerza imparable, imbatible, que acecha al hombre detrás de cada instante, de cada momento vivido pero que jamás se concreta porque a fin de cuentas el futuro es la ilusión más imponente que el hombre ha creado. Jobs es la fantasia de lo que puede llegar a ser el futuro y es por eso que en la película vemos que su verdadera genialidad es su gran capacidad para el marketing y la publicidad, herramientas utilizadas para construir ilusiones en los consumidores sobe el futuro que les puede brindar un producto. 

El guión plantea la confrontación entre el presente ( el CEO de Apple, el personaje de Kate Winslet y Stephen Wozniak cofundador de Apple) con el futuro ilusorio (Steve Jobs).  En los dos primeros actos chocan y vemos vemos como Steve Jobs pierde su compañía y su nuevo lanzamiento es un rotundo fracaso. La realidad se impone a la ilusión, nada puede surgir inesperadamente, todo es consecuencia de acto previo por lo tanto el futuro ilusorio que promete Steve Jobs se derrumba porque no corresponde a los sucesos del presente, es un futuro que esperamos que llegue pero simplemente es un anhelo, nada más que eso.

Otra gran virtud del guión es presentar la mayor parte de la acción en el backstage de un teatro. De esta forma Sorkin logra hacer una fuerte diferencia entre la realidad y la imagen ilusoria, elemento primordial del futuro. Los verdaderos actos de la vida suceden cuando nadie los ve, en la oscuridad y son los causantes de los eventos del porvenir. Mientras lo que sucede en el escenario es una fantasía de como nos gustaría de que sea la realidad. 

Sorkin logra realizar una metáfora mucho más sutil que la increíble “BIrdman” y esta película ganó el Oscar a mejor guión original. No es que desprecie la obra de Iñárritu pero ella es una película que se sitúa en una teatro y la acción transcurre en el backstage de la representación de una obra de teatro y sirve como analogía de como en la actualidad vivimos en una sociedad narcisista y ególatra donde no importa la realidad sino que simplemente importa la imagen que se proyecta. Y en “Steve Jobs” a diferencia de "Birdman" jamás vemos la acción de lo que sucede en el escenario solo vemos los momentos previos y la metáfora es mucho más sutil porque que la acción se sitúe en un teatro es funcional a la historia, no es la historia en si misma como en “Birdman”.

Por otro lado el guión no solo analiza el choque entre el presente y el futuro ilusorio sino que también analiza el rol que juega el pasado en este duelo.  Aquí lo hace de forma lineal ya que utiliza flasbacks y lo hace para transmitir dos ideas: el pasado es igual de ilusorio que el futuro, es un relato que nos contamos a nosotros mismos y que muchas veces escapa de la realidad y como consecuencia de esto es inevitable que el futuro deseado nunca suceda.

El personaje de Jobs

Como ya dijimos previamente le personaje de Jobs representa la fuerza del futuro ilusorio y esto solo se logra transmitir por la increíble interpretación de Michael Fassbender. El actor irlandés ya había realizados dos actuaciones para la historia en Hunger y Shame y en ambas había sido ignorado por la Academia. En esta ocasión fue nominado pero lamentablemente se enfrento a un todo poderoso Leonardo DiCaprio pero su rol de Jobs es digno de recibir la tan deseada estatuilla dorada. 

Fassbender interpreta a  un Jobs ajeno de la realidad, caprichoso, que desea que las cosas sean como él quiere sin importar sin son posibles. Él es una fuerza intimidante, que somete a todas las personas a su alrededor, las paraliza y sucumben bajo su presión porque están aterrados de un futuro que todavía no llego y que tal vez nunca llegue pero la simple noción de que pueda suceder los perturba y aterra. Pero la gran virtud de Fassbender es interpretar esta fuerza ilusoria como si fuera coherente, lógica, racional, como si realmente el futuro ilusoria tuviera relevancia en el presente.

Una de las grandes criticas a la película fue la necesidad de poner el conflicto padre e hija. Muchas análisis plantearon que este conflicto solo se situaba en la historia como medio para humanizar la figura de Jobs y no mostrarlo como un verdadero cabrón. Concretamente sucede eso y la relación entre Jobs y su hija es la forma de humanizar esta fuerza intrimidante que es el futuro ilusorio pero también es cierto que hay un detalle dentro de esta relación que deshumaniza completamente al personaje de Fassbender y es que la única razón por la que la cual se genera un lazo entre padre e hija es porque Jobs ve en ella un superdotado y aquí el futuro ilusoria se construye a partir del presente sin saber si algún dia esa promesa se va hacer realidad o no.


La ultima escena de la película es cuando Jobs se predispone a lanzar la IMac, la pc que puso el primer ladrillo para que  Apple se convierta en la empresa más valiosa de la historia de la humanidad y Steve Jobs pase a ser considerado el Da Vinci moderno y plantea un interrogante interesante al espectador : acaso el futuro ilusorio es verdadero o simplemente creemos que es así como debe ser el futuro y lo construimos en base a esas fantasías? 



Aincho

Fanático empedernido de Borges y Messi. Productor de absolutamente todo lo que pasa por acá.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ARTÍCULOS POPULARES