Cultura Pop

Kevin Stabholz y el fin de sus Catástrofes Cotidianas

by lia 11/06/2014
  

Si te pone triste el final de Catástrofes Cotidianas, leé esta entrevista con su creador que te va a sacar un par de sonrisas.


Se llama Kevin Stabholz, tiene 22 años y se resume como una persona que hace cosas. Muchas. Todo el tiempo.
Creó Catástrofes Cotidianas y cosechó más de 27 mil likes en Facebook (y mucha fama y minitas) en menos de un año. 
Descubrí más de él y de la despedida de Catástrofes en esta entrevista.

- ¿Cómo y cuándo comenzaste Catástrofes Cotidianas?

Catástrofes Cotidianas fue producto de dos cosas muy importantes en aquel momento de mi vida (Julio 2013): la facultad, y una ex novia que me partió al medio. Estudio y “estar hecho mierda“ no se llevan bien, pero si tenés la medida justa de ambas, salen cosas divertidas. Me mandaron a hacer un ejercicio escrito de lo que queríamos, y yo escribí acerca de vivir sólo, que era lo que venía experimentando día a día. Vivir solo y la soledad.

- Lograste una fan page con casi 30 mil likes y un programa de radio propio. ¿Cuándo te diste cuenta que estabas ante algo grande?

Una vez mi viejo tuvo un viaje de laburo a Colombia y hablando con unos clientes en una comida terminaron hablando de Facebook. Mi papá menciónó que su hijo tenía una página de escritos graciosos y sin terminar de decir “Catástrofes“ tres mujeres de la mesa dijeron “¡CATASTROFES COTIDIANAS!“ al unísono. Eso fue un buen flash. ¿Quién carajo hubiera pensado que Catástrofes podía llegar a Colombia? Definitivamente yo no. Eso fue un indicador, y también la enorme cantidad de feedback de amigos, no tan amigos, conocidos e inclusive extraños en cualquier lugar donde vaya. No hay nada más lindo que te feliciten por algo que te gusta hacer, y si ni te conocen y te frenan en el boliche para decirte “Que capo que sos y que bien escribís“, digamos que es más fácil encararte una mina después.

- ¿Escribís vos solo? ¿Todos tus escritos están basados en experiencias personales?

Escribo sólo. Una vez un profesor me dijo que “nadie puede escribir nada sobre algo que no sepa“. En mayor o menor medida, todos mis textos son autobiográficos. No podría ser de otra manera. Nada es más gracioso que lo que se vive en carne propia. Ojo, el texto de cuando no se le para a los hombres es puramente ficticio. No tengo conocimiento alguno de semejante tragedia, te juro, TE JURO.

- Los dibujos que ilustran algunas de las catástrofes cotidianas, ¿Los hacés vos?

Yo lo único que sé dibujar son nubes. Ah, y ovejas también, que son básicamente nubes con patitas. Gracias a Dios inicialmente los dibujos los hizo una chica de twitter llamada @Gargarage que tiene una fantástica página llamada Perdón Por Tan Poco. Si no la conocen, conózcanla. Posteriormente @gabuleta (a quién le tengo mucho cariño) hizo unos dibujos geniales para algunos escritos, de la misma manera en que la genial @Ms_Macphisto la partió al medio tomando el comando de las ilustraciones. Ella es particularmente capa y sus dibujos son un arte oculto. Hoy por hoy, mi nueva salvadora es Paula Bordachar que me banca todos los caprichos estéticos y obsesiones visuales que tengo con gran decoro y mayor habilidad. Básicamente, es una masa. Aguante Pau. Aguante todas las que dibujaron para Catástrofes.

- El 30 de Octubre del año pasado pusiste: "Cerramos Catástrofes. Joda". ¿Qué pasó en estos meses que ese anuncio pasó a ser realidad?

Pasó que la vida se mete en el medio. Las ganas de escribir disminuyen y aumentan dependiendo de lo que uno viva. Debo admitir que estar contento interfiere con mi manera de escribir, ya que me considero un indignado de la vida, un cagón, y al mismo tiempo, un romántico. Esa combinación resultaba fantástica para escribir textos cínicos porque constantemente me ilusionaba y desilusionaba con las cosas que iba viviendo, que lejos de ser negativo, era muy fructífero a la hora de escribir. Hoy, mucho más contento con mi vida, mucho más entero, 0% roto del corazón y más entrenado de la cabeza, los escritos van por otro lado. 

- Ahora sí: ¿Nos confirmás que Catástrofes cierra definitivamente? ¿Vas a dejar la página abierta? ¿Tenés algún nuevo proyecto en mente?

Catástrofes cierra. Es un hecho. Queda un sólo texto por hacer en la saga “El principio del fin“, que admito, estoy posponiendo lo más posible pero no quita que el fin, está cerca. Hay que aprender a soltar, chicos. No lo digo yo. Lo dijo desde Osho, hasta Napoleón (ese dato es incomprobable, no lo googleen). Hay que aprender a soltar y a cerrar ciclos. No es fácil para mi tampoco porque Catástrofes me dio alegrías, autoestima, seguridad y OBVIAMENTE dejarlo ir genera nostalgia. Pero de nuevo: hay que celebrar lo que tenemos. Hoy tengo varios otros proyectos no relacionados con hacer reír en Facebook, que siempre fue la única misión de Catástrofes y estos otros proyectos me apasionan tanto como lo fue en algún momento esto. Si no fuera por Catástrofes nada de lo otro hubiese pasado, ni estaría respondiendo esta entrevista, ni ustedes estarían leyendo esto. Catástrofes fue, es y por más que termine, será una masa no tanto por el contenido sino por la devolución de (LITERAL) miles de personas que compartieron esto conmigo. Mejor retirarnos por la puerta grande.

- ¿Qué fue Catástrofes Cotidianas para vos? ¿Cerrarlo fue una decisión dificil de tomar?

Para mi Catástrofes fue un desahogo, un espacio de catársis. En un momento con muchas cosas para decir sin orejas para escucharlas, fue mi lugar de expresión. De alguna manera, fue un nido en el cual yo me escudé porque no la estaba pasando bien. Ese mismo nido que me armé fue la catapulta de todos los proyectos que encaro hoy, con unos huevos y una determinación que nunca tuve con absolutamente nada. Obvio que cerrarlo fue una decisión difícil de tomar, pero quienes me conocen bien, saben que es para mejor. Me gustaría recordar y que todos recuerden Catástrofes como algo que leyeron en algún momento y que eso, les hizo bien. No importa si los hizo reír, pensar, o reflexionar. Solamente que les haya generado algo.

- Tenés prometidos 3 últimos escritos, uno de ellos ya está publicado. ¿Qué nos podés adelantar de los dos que quedan?

Como tardé un montón en responder esta entrevista, no sólo el primero está publicado sino que también el segundo. Acerca del tercero, preferiría dejarlos con la intriga. “Eh, que rato, puto, ortiba“ dirán, y sí, posiblemente sea todas esas cosas, pero como es MI página hago lo que quiero y en este momento les estoy sacando la lengua. Sí. Aunque no me vean.

- Por último, la pregunta clásica de Revolutio: ¿Qué música escuchás cuando escribís? 

Gran pregunta. Depende. No sé que música escucho cuando escribo, pero sé que música escucho todo el tiempo, que es cuando se me ocurre qué escribir. Capaz escribir, escribo en silencio, pero sin un soundtrack en mi vida no sentiría las cosas de la misma manera. Si no escuchan estas bandas, pónganse al día urgente: Bon Iver, Kings of Leon, Arcade Fire, The Black Keys, Silvestre y La Naranja (banda de la cual soy manager así que ESCUCHEN URGENTE), Hot Chip, Drexler, Mumford & Sons, Phoenix y miles de millones más. Calculo que si me dieran 10 para escuchar únicamente y por el resto de mi vida serían esas, pero no me hagan pensar demasiado porque me voy a poner indeciso y van a ser más.

¡Muchas gracias!

Gracias a ustedes. Me gustaría mandarle un beso gigante a mi mamá y otro enorme a mi papá, que siempre fueron el motor y la nafta de toda mi creatividad. Sin ellos esto hubiese sido un embole, mucho más difícil, y definitivamente, mucho más choto. 


ARTÍCULOS RELACIONADOS

ARTÍCULOS POPULARES